Cantar 3

Ct, 3. Antiguo Testamento.

  1. 1
    En mi lecho, por las noches, he buscado al amor de mi alma. Busquéle y no le hallé.
  2. 2
    Me levantaré, pues, y recorreré la ciudad. Por las calles y las plazas buscaré al amor de mi alma. Busquéle y no le hallé.
  3. 3
    Los centinelas me encontraron, los que hacen la ronda en la ciudad: «¿Habéis visto al amor de mi alma?»
  4. 4
    Apenas habíalos pasado, cuando encontré al amor de mi alma. Le aprehendí y no le soltaré hasta que le haya introducido en la casa de mi madre, en la alcoba de la que me concibió.
  5. 5
    Yo os conjuro, hijas de Jerusalén, por las gacelas, por las ciervas del campo, no despertéis, no desveléis al amor, hasta que le plazca.
  6. 6
    ¿Qué es eso que sube del desierto, cual columna de humo sahumado de mirra y de incienso, de todo polvo de aromas exóticos?
  7. 7
    Ved la litera de Salomón. Sesenta valientes en torno a ella, la flor de los valientes de Israel:
  8. 8
    todos diestros en la espada, veteranos en la guerra. Cada uno lleva su espada al cinto, por las alarmas de la noche.
  9. 9
    El rey Salomón se ha hecho un palanquín de madera del Líbano.
  10. 10
    Ha hecho de plata sus columnas, de oro su respaldo, de púrpura su asiento; su interior, tapizado de amor por las hijas de Jerusalén.
  11. 11
    Salid a contemplar, hijas de Sión, a Salomón el rey, con la diadema con que le coronó su madre el día de sus bodas, el día del gozo de su corazón.