1. 1
    Se hizo casas en la Ciudad de David, preparó un lugar para el arca de Dios y le levantó una Tienda.
  2. 2
    Entonces dijo David: «Solamente los levitas han de llevar el arca de Dios, pues a ellos los escogió Yahveh para llevar el arca de Yahveh y servirle por siempre.»
  3. 3
    Congregó, pues, David a todo Israel en Jerusalén para subir el arca de Yahveh al lugar que para ella había preparado.
  4. 4
    David reunió también a los hijos de Aarón y a los levitas:
  5. 5
    De los hijos de Quehat: a Uriel, el jefe, y a sus hermanos, 120;
  6. 6
    de los hijos de Merarí: a Asaías, el jefe, y a sus hermanos, 220;
  7. 7
    de los hijos de Guersom: a Joel, el jefe, y a sus hermanos, 130;
  8. 8
    de los hijos de Elisafán: a Semaías, el jefe, y a sus hermaos, doscientos;
  9. 9
    de los hijos de Hebrón: a Eliel, el jefe, y a sus hermanos, ochenta;
  10. 10
    de los hijos de Uzziel: a Amminadab, el jefe, y a sus hermanos, 112.
  11. 11
    También llamó David a los sacerdotes Sadoq y Abiatar, y a los levitas Uriel, Asaías, Joel, Semaáis, Eliel y Amminadab,
  12. 12
    y les dijo: «Vosotros sois los cabezas de familia de los levitas. Santificaos, vosotros y vuestros hermanos, para subir el arca de Yahveh, el Dios de Israel, al lugar que para ella tengo preparado;
  13. 13
    pues por no haber estado vosotros la vez primera, Yahveh, nuestro Dios, hizo brecha en nosotros, ya que no le consultamos conforme a la norma.»
  14. 14
    Se santificaron, pues, los sacerdotes y los levitas, para subir el arca de Yahveh, Dios de Israel.
  15. 15
    Y los levitas trasladaron el arca de Dios a hombros, como lo había ordenado Moisés, según la palabra de Yahveh, llevando los varales sobre los hombros.
  16. 16
    Dijo David a los jefes de los levitas que dispusieran a sus hermanos los cantores, con instrumentos músicos, salterios, cítaras y címbalos, para que los hiciesen resonar, alzando la voz con júbilo.
  17. 17
    Los levitas designaron a Hemán, hijo de Joel; y de sus hermanos, a Asaf, hijo de Berekías; y de los hijos de Merarí, hermanos suyos, a Etán, hijo de Cusaías.
  18. 18
    Y con ellos, como segundos, a sus hermanos Zacarías, hijo de Yaaziel, Semiramot, Yejiel, Unní, Eliab, Benaías, Maaseías, Mattitías, Eliflehú, Miqneías, Obededom y Yeiel, porteros.
  19. 19
    Los cantores Hemán, Asaf y Etán hacían resonar címbalos de bronce.
  20. 20
    Zacarías, Yaaziel, Semiramot, Yejiel, Unní, Eliab, Maaseías y Benaías tenían salterios de tonos altos.
  21. 21
    Mattitías, Eliflehú, Miqneías, Obededom, Yeiel y Azazaías tenían cítaras de octava, para dirigir el canto.
  22. 22
    Kenanías, jefe de los levitas encargados del transporte, dirigía el traslado, porque era hombre entendido.
  23. 23
    Berekías y Elcaná eran porteros del arca.
  24. 24
    Sebanías, Josafat, Natanael, Amasay, Zacarías, Benaías y Eliezer, sacerdotes, tocaban las trompetas delante del arca de Dios. Obededom y Yejiyías eran porteros del arca.
  25. 25
    Así pues, David los ancianos de Israel y los jefes de millares, fueron a traer el arca de la alianza de Yahveh, desde la casa de Obededom, con alborozo.
  26. 26
    Y habiendo Dios ayudado a los levitas portadores del arca de la alianza de Yahveh, sacrificaron siete becerros y siete carneros.
  27. 27
    David iba revestido de un manto de lino fino, lo mismo que todos los levitas, que portaban el arca, los cantores y Kenanías, el jefe que dirigía el traslado. Llevaba también David sobre sí un efod de lino.
  28. 28
    Todo Israel subía el arca de la alianza de Yahveh entre clamores y resonar de cuernos, trompetas y címbalos, y haciendo sonar los salterios y las cítaras.
  29. 29
    Cuando el arca de la alianza de Yahveh entró en la Ciudad de David, Mikal, hija de Saúl, estaba mirando por una ventana, y vio al rey David que saltaba y bailaba, y le despreció en su corazón.