1. 1
    Proberbios de Salomón, hijo de David, rey de Israel:
  2. 2
    para aprender sabiduría e instrucción, para entender los discursos profundos,
  3. 3
    para alcanzar intrucción y perspicacia, - justicia, equidad y rectitud -,
  4. 4
    para enseñar a los simples la prudencia, a los jóvenes ciencia y reflexión,
  5. 5
    Que atienda el sabio y crecerá en doctrina, y el inteligente aprenderá a hacer proyectos.
  6. 6
    para descifrar proverbios y enigmas, los dichos de los sabios y sus adivinanzas.
  7. 7
    El temor de Yahveh es el principio de la ciencia; los necios desprecian la sabiduría y la instrucción.
  8. 8
    Escucha, hijo mío, la instrucción de tu padre y no desprecies la lección de tu madre:
  9. 9
    corona graciosa son para tu cabeza y un collar para tu cuello.
  10. 10
    Hijo mío, si los pecadores te quieren seducir, no vayas.
  11. 11
    Si te dicen: «¡Vente con nosotros, estemos al acecho para derramar sangre, apostémonos contra el inocente sin motivo alguno,
  12. 12
    devorémoslos vivos como el seol, enteros como los que bajan a la fosa!;
  13. 13
    ¡hallaremos toda clase de riquezas, llenaremos nuestras casas de botín,
  14. 14
    te tocará tu parte igual que a nosotros, para todos habrá bolsa común!»:
  15. 15
    no te pongas, hijo mío, en camino con ellos, tu pie detén ante su senda,
  16. 16
    porque sus pies corren hacia el mal y a derramar sangre se apresuran;
  17. 17
    pues es inútil tender la red a los ojos mismos de los pajarillos.
  18. 18
    Contra su propia sangre están acechando, apostados están contra sus propias vidas.
  19. 19
    Esa es la senda de todo el que se entrega a la rapiña: ella quita la vida a su propio dueño.
  20. 20
    La Sabiduría clama por las calles, por las plazas alza su voz,
  21. 21
    llama en la esquina de las calles concurridas, a la entrada de las puertas de la ciudad pronuncia sus discursos:
  22. 22
    «¿Hasta cuándo, simples, amaréis vuestra simpleza y arrogantes os gozaréis en la arrogancia y necios tendréis odio a la ciencia?
  23. 23
    Convertíos por mis reprensiones: voy a derramar mi espíritu para vosotros, os voy a comunicar mis palabras.
  24. 24
    Ya que os he llamado y no habéis querido, he tendido mi mano y nadie ha prestado atención,
  25. 25
    habéis despreciado todos mis consejos, no habéis hecho caso de mis reprensiones;
  26. 26
    también yo me reiré de vuestra desgracia, me burlaré cuando llegue vuestro espanto,
  27. 27
    cuando llegue, como huracán, vuestro espanto, vuestra desgracia sobrevenga como torbellino, cuando os alcancen la angustia y la tribulación.
  28. 28
    Entonces me llamarán y no responderé, me buscarán y no me hallarán.
  29. 29
    Porque tuvieron odio a la ciencia y no eligieron el temor de Yahveh,
  30. 30
    no hicieron caso de mi consejo, ni admitieron de mí ninguna reprensión;
  31. 31
    comerán del fruto de su conducta, de sus propios consejos se hartarán.
  32. 32
    Su propio descarrío matará a los simples, la despreocupación perderá a los insensatos.
  33. 33
    Pero el que me escucha vivirá seguro, tranquilo, sin temor a la desgracia.»