1. 1
    Lamentación. De David. La que cantó a Yahveh a propósito del benjaminita Kus.
  2. 2
    Yahveh, Dios mío, a ti me acojo, sálvame de todos mis perseguidores, líbrame;
  3. 3
    ¡que no arrebate como un león mi vida el que desgarra, sin que nadie libre!
  4. 4
    Yahveh, Dios mío, si algo de esto hice, si hay en mis manos injusticia,
  5. 5
    si a mi bienhechor con mal he respondido si he perdonado al opresor injusto,
  6. 6
    ¡que el enemigo me persiga y me alcance, estrelle mi vida contra el suelo, y tire mis entrañas por el polvo!
  7. 7
    Levántate, Yahveh, en tu cólera, surge contra los arrebatos de mis opresores, despierta ya, Dios mío, tú que el juicio convocas.
  8. 8
    Que te rodee la asamblea de las naciones, y tú en lo alto vuélvete hacia ella.
  9. 9
    (Yahveh, juez de los pueblos.) Júzgame, Yahveh, conforme a mi justicia y según mi inocencia.
  10. 10
    Haz que cese la maldad de los impíos, y afianza al justo, tú que escrutas corazones y entrañas, oh Dios justo.
  11. 11
    Dios, el escudo que me cubre, el salvador de los de recto corazón;
  12. 12
    Dios, el juez justo, tardo a la cólera, pero Dios amenazante en todo tiempo
  13. 13
    para el que no se vuelve. Afile su espada el enemigo, tense su arco y lo apareje,
  14. 14
    para sí solo prepara armas de muerte, hace tizones de sus flechas;
  15. 15
    vedle en su preñez de iniquidad, malicia concibió, fracaso pare.
  16. 16
    Cavó una fosa, recavó bien hondo, mas cae en el hoyo que él abrió;
  17. 17
    revierte su obra en su cabeza, su violencia en su cerviz recae.
  18. 18
    Doy gracias a Yahveh por su justicia, salmodio al nombre de Yahveh, el Altísimo.