Beato Domingo Jedrzejewski, presbítero y mártir

29 de agosto

Nace en Kowal, Polonia, el 4 de agosto de 1886 y, llegado a la juventud, opta por la carrera del magisterio, pareciéndole que la vocación de maestro era la suya. Pero cuando ya llevaba estudiados tres años de la carrera se decidió por el sacerdocio e ingresó en el seminario de la diócesis de Wloclawek, ordenándose sacerdote el 18 de junio de 1911. Primero fue vicario de las parroquias de Zadzim, Poezesna y Kalisz, sucesivamente, y luego pasó a dirigir el instituto de Turek. Llevó adelante otros trabajos de tipo social, caritativo y educacional. En 1925 y debido a su mala salud, debe dejar la enseñanza y se le da la pequeña parroquia rural de Kokanin, donde su salud mejora. En 1928 es enviado como párroco a Goslawice. Es arrestado el 26 de agosto de 1940 y llevado al campo de concentración de Sachsenhausen. En diciembre de ese mismo año le trasladan al de Dachau. Aquí resultó un hombre maravilloso por su equilibrio espiritual y su gran serenidad. Nunca se quejó. Llevó adelante con enorme humildad y paciencia el gran deterioro de su salud hasta que, mientras realizaba los trabajos forzados, cayó muerto el 29 de agosto de 1942. Fue beatificado el 13 de junio de 1999 por el papa Juan Pablo II.