ESTRIBILLO   Entonemos un himno de gloria, de alegría, de triunfo y de honor, que en el cielo resuenen los cantos que hoy elevan la fe y el amor.   ESTROFA 1ª   Huesos puros, reliquias benditas que exhaláis un aroma del cielo, sois las perlas que tiene este suelo de más grande y más rico valor; sois pedazos de mártires santos que esta tierra con sangre regaron. que al morir en la lucha triunfaron y subieron a unirse al Señor.   ESTROFA 2ª   Al miraros se enciende en el pecho del amor más sublime la llama, y la fe de esta patria se inflama cuando os lleva creyente a besar. Que no muera la fe cordobesa, que sus hijos confiesen y crean que estas santas reliquias hoy sean las que digan cual lenguas amar.   ESTROFA 3ª   ¡Oh, que gloria tener en su seno esta tierra tan gratos despojos! ¡ Cordobeses, postrados de hinojos, Acercaos con respeto al altar! Y mirad las reliquias sagradas de quien supo morir con nobleza, inclinad. inclinad la cabeza y pedid su virtud imitar.