Desde este mar proceloso Oh Padre San Nicolás, Conduce al puerto seguro Desde la patria celestial. De las luchas de la vida Y mortales tempestades Sálvanos por tu favor Y virtudes singulares. Siempre acudes en socorro De cuantos tu auxilio imploran Enfermos y navegantes Pobres o ricos te invocan. Por tu santidad eximia E intercesión poderosa, Haz que elegidos seamos A la eternidad dichosa. A los fieles que devotos Vuestro culto propagamos Haznos merecer la gloria Amando a nuestros hermanos. Amén Oración. Imploramos, Señor, suplicantes, tu misericordia, y por tu intercesión de San Nicolás, Obispo, guárdanos de todos los peligros, para que se nos muestre expedito el camino de salvación. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.