Señor, Dios nuestro, que santificaste los comienzos de la Iglesia romana con la sangre abundante de los mártires, concédenos que su valentía en el combate nos infunda el espíritu de fortaleza y la santa alegría de la victoria.   Por nuestro Señor Jesucristo.   Amén. Especial de los Santos Protomártires de la Iglesia Romana