San Bernardo: gran predicador, enamorado de Cristo y  de la Madre Santísima: pídele al buen Dios  que nos conceda a nosotros un amor a Dios  y al prójimo, semejante al que te concedió a ti.  Quiera Dios que así sea.