Señor, Tú que colocaste a San Hugo en el número  de los santos pastores y lo hiciste brillar por el ardor de la caridad y de aquella fe que vence al mundo, haz que también nosotros, por su intercesión,  perseveremos firmes en la fe y en el amor  y merezcamos así, participar de su gloria.  Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo. Amén