Señor Dios todopoderoso, que de entre tus fieles elegiste a san José de Anchieta para que manifestara a sus hermanos el Camino que conduce a ti, concédenos que su ejemplo nos ayude a seguir a Jesucristo, nuestro Maestro, para que logremos así alcanzar un día, junto con nuestros hermanos, la gloria de tu Reino eterno. Por Jesucristo, tu Hijo y nuestro Señor. Amén.