¡Gloria a ti, san Juan Bautista, mártir invencible!, ángel de pureza antes de tu nacimiento  y el Profeta mas grande nacido de mujer;  amigo especial y favorito de Cristo y predicador de la Verdad precursor glorioso del Sol de Justicia, voz del Verbo Eterno,  por tus virtudes y por los privilegios con que Dios te enriqueció  danos fuerza y valor para vencer todo temor y enemigo  y danos sabiduría para alcanzar nuestras objetivos.   Oh, Glorioso San Juan Bautista, que durante toda tu vida con humildad y fidelidad cumpliste la voluntad del Padre Celestial, y como verdadero Precursor del Mesías poco a poco, con la sencillez del deber cumplido, fuiste desapareciendo para que Cristo Salvador inaugurara el Reino de Dios entre los hombres: ayúdanos a salir de problemas y adversas situaciones, aleja todo peligro y enemigo de nuestro lado, quita toda maldad, tropiezo y oscuridad en nuestra vida para que nuestros caminos se encuentren despejados y estén abiertos al amor, el trabajo y la salud que tanto ansiamos y necesitamos, haz que la suerte, la prosperidad y la fortuna nos favorezcan y la paz, la armonía y la felicidad nos acompañen en todo momento.   Protégenos, alivia nuestras cargas  y ayúdanos a conseguir la tranquilidad,  la ventura y el bienestar en nuestro hogar,  en especial alcánzanos del Señor:   (pedir ahora lo que se quiere conseguir).   Bendito san Juan el Bautista,  purifícanos y convierte en gozo nuestras penas y desdichas,  pide para nosotros al Señor misericordia y perdón,  y que guie nuestros pasos por el camino de la paz,  para que un día podamos cantar contigo en las Mansiones Celestiales las glorias y alabanzas de nuestro Creador.    Por nuestro señor Jesucristo.    Amén.    Rezar el Credo, Padrenuestro y Gloria. Especial del Nacimiento de San Juan Bautista