¡Oh doctor insigne, san Juan Crisóstomo!, tú que siempre alentaste con sabiduría la práctica de la justicia y de la caridad y que con tus elocuentes sermones predicaste con brillantez la Palabra Divina, ilumínanos con tu obras y palabras y fortalécenos en los momentos difíciles con el ejemplo de tu invencible constancia. Obispo San Juan Crisóstomo tú que demostraste enorme fortaleza y valor ante las más duras pruebas a que fuiste sometido, que fuiste difamado, injustamente acusado, perseguido, agredido brutalmente y desterrado, concédenos le energía y el ánimo necesario para sobrellevar estos momentos difíciles llenos de amargura y desconsuelo, haz que no nos abandonen la fe y la esperanza, para que podamos continuar la lucha a pesar de las injusticias que nos rodean, para que, fortalecidos y ayudados con tu benéfica intercesión podamos salir victoriosos en: (hacer la petición) San Juan Crisóstomo, tú que fuiste sal de la tierra y luz del mundo, tú que difundiste con claridad las Enseñanzas, y con santa paciencia resististe en los infortunios defiéndenos a todos de la injusticia y el error, lleva nuestras suplicas a Dios Padre Todopoderoso y ruégale nos conceda lo que confiadamente solicitamos. San Juan Crisóstomo, pídele también que nos ayude a amar al prójimo, que nos de la gracia de asumir el Evangelio como camino, regla y vida en nuestro ser y actuar, y que nos bendiga con los dones y talentos necesarios para alcanzar la Gloria Celestial. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén. Rezar con gran fervor el Credo, tres Padrenuestros, tres Avemarías y tres Glorias.