Santísima virgen y fervorosa mártir, abogada mía, Santa Apolonia, llena de amor a Dios, que con la constancia de muchos años de virtud te hiciste respetable y venerable a toda Alejandría. Ayúdame bendita santa, escucha mi súplica, dame tu favor y ayuda en estos momentos de angustia, dolor y desolación de mi alma. Emplea tu intercesión con Dios, y tu patrocinio conmigo en hacerme digno devoto tuyo por la imitación de tus virtudes, y constancia en los buenos propósitos: Alcánzame asimismo el favor que te pido en esta ocasión, interponiendo con tus méritos los de mí Señor Jesucristo. Amén. (Se hace la petición y se reza tres veces el Padre nuestro, el Ave María, con Gloria).