Santa Josefina Bakhita, cuando niña, fuiste vendida como esclava y tuviste que pasar indecibles dificultades y sufrimiento. Una vez liberada de tu esclavitud física, hallaste la verdadera redención en tu encuentro con Cristo y su Iglesia. Oh, Santa Bakhita, ayuda a todos aquellos que están atrapados en la esclavitud; en nombre de ellos, intercede ante Dios para que sean liberados de las cadenas de su cautiverio. Que Dios libere a todo aquel que ha sido esclavizado por el hombre. Bríndales alivio a los que sobreviven la esclavitud y permite que ellos Le vean como modelo de fe y esperanza. Ayuda a todos los sobrevivientes para que encuentren la sanación de sus heridas. Te suplicamos orar e interceder por los que se encuentran esclavizados entre nosotros. Amen