Señor Dios,  que eres fuerza de las almas inocentes y te complaces en los corazones limpios,  tú que otorgaste a santa María Goretti la palma del martirio en la edad juvenil,  concédenos, por su intercesión,  la constancia en tus mandamientos, el perdonar a los que nos ofenden... y darnos a nosotros tambien, así como a esta virgen le diste la victoria en el combate, la posibilidad de que podamos librar el nuestro, tomados de la mano de Maria  Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo y Señor Nuestro Que vives y reina en unidad con el Espiritu Santo Por los siglos de los siglos.... Amén