Santo Tomás de Villanueva, obispo de Casa Santa, una limosna te pido con el corazón y el alma. Dámela Santo Tomás, que me hace mucha falta; por tu padre, por tu madre y por las olas del mar, que en mi casa nunca haga falta el pan; de las siete limosnas que repartes todos los días, una de ellas que sea la mía. Amén