Hoy me he enterado que los padres de mi mejor amigo se quieren separar: él está muy triste y no quiere que esto suceda. Ayer he visto por la calle a un niño con su mamá: me pedía pocos céntimos para poder comer. Esta tarde, en el telediario han dicho que muchos niños sufren abusos: la culpa era de algunos adultos que querían sólo sacar dinero. Cada día muchos niños sufren porque no tienen casa, viven en zonas del mundo donde no hay paz. Muchos, además, en vez que ir al colegio y jugar, son obligados a trabajar para ganarse el pan de cada día. TE RUEGO SAN JERÓNIMO por todos estos niños, por todos los niños que en el mundo sufren, lloran, pero que ninguno oye. Yo, San Jerónimo, los he oído porque dentro de mí hay el deseo que vuelvan a sonreir Cuídalos tú desde el Cielo con aquel amor de Padre que hace muchos años te movió a donarte a ellos, entregando toda tu vida. Yo es bien poco lo que puedo hacer, ahora; pero estoy seguro que tú desde el Cielo puedes consolarlos, ayudarlos y darles un poco de esperanza. La esperanza de una vida mejor.