Bienaventurado san José de Calasanz elegido por el Señor para cuidar a los niños y jóvenes para darles amor, refugio, educación y oración, elegido por tus virtudes para formar y educar su espíritu en la sabiduría, el amor y la piedad, y prepararlos en ante la vida y sus durezas.   San José de Calasanz, tú que lleno de bondad y entrega contribuiste grandemente a la reforma de la sociedad y con infatigable actividad e invencible paciencia animaste a todos los que llamabas tus hijos a la perseverancia, hoy acudo ante ti para rogar por mi hijo(a)   Decir aquí su petición   Enséñale a ser una buena persona y que tu ejemplo le sirva para ser mejor.   Aléjale de falsos amigos, de malas compañías, de quien quiera dañarle o busque su perdición, aléjale de cualquier vicio o dependencia y de todo enemigo peligro, accidente y mal.    Tú que con amor y devoción te entregaste a Dios Padre y a nuestra Madre, la Santísima Virgen María, tú que nunca dejaste de confiar en su protección,  te ruego lleves hasta Ellos mis suplicas,  ruega por mi hijo(a) ....... que necesita ayuda: diles que en su bendita misericordia siempre estén a su lado, pídeles que pongan en su camino gente honesta y que dirijan sus pasos por las sendas correctas.   Suplícales llenen su corazón de fortaleza y sabiduría y goce de buena salud de cuerpo y espíritu.   Tu que a tantos niños y jóvenes diste alivio y consuelo haz que no sufra por carencias ni por necesidades, que sus anhelos y metas se cumplan y su vida esté llena de amor, paz y bendiciones para que alcance la felicidad y la prosperidad.   Por tu humildad, caridad, paz y alegría con los necesitados ahora quiero solicitar tu especial asistencia  en estos momentos que mi hijo(a) ....... pasa por dificultades, ruega a los Cielos que envíen ayuda para remediar  este problema que tanto me intranquiliza y causa angustia:   (exponer la necesidad o problema y pedir confiadamente lo que se desea conseguir).   Glorioso san José de Calasanz, por el amor que diste y sigues dando a los niños y jóvenes no dejes que mi hijo(a) pase por esta mala situación, intercede para que mis deseos se hagan realidad y vea en breve solucionado mi sufrimiento y aflicción, que de tu inmensa caridad venga tu auxilio al concederme los favores que a ti pido y de ti espero.    Protege, cuida y ampara a mi hijo(a) hoy y siempre, te lo imploro por la Virgen María, por su Hijo nuestro Señor Jesucristo, por el Padre Eterno y por el Espíritu Santo.   Así sea.