San Alberto Hurtado amigo de los niños y de los pobres, de los enfermos y desamparados.   Tú que conociste el dolor y la enfermedad, que supiste del desprecio y la persecución ayúdame a dar sentido a mi padecimiento y acercar mi pasión a la Pasión salvadora de nuestro Señor Jesucristo, porque “Si sufrimos pacientemente con Él, también reinaremos con Él”.   Dame fortaleza y esperanza para aceptar la enfermedad y conocer el triunfo de la Resurrección.   Intercede por mí ante nuestro Padre Dios, para que me sane de mi enfermedad si es su voluntad.   Amén   Fuente: padrealbertohurtado.cl