LA TRANSFIGURACIÓN DEL SEÑOR  Mt 17,1-9 Mc 9,2-10 Lc 9,28-36   Señal de la cruz    El Credo   ¡ Oh Luz gozosa de la santa gloria del Padre celeste, inmortal, santo y feliz Jesucristo!. Al llegar el ocaso del sol, contemplando la luz de la tarde, cantamos al Padre y al Hijo y al Espíritu de Dios. Tú eres digno de ser alabado siempre por santas voces. Hijo de Dios, que nos das la vida, el universo proclama tu gloria.   Oración inicial para todos los días    Padre Eterno concédenos la gracia de recibir el Espíritu Santo que transfigura nuestra vida, nuestros actos, nuestros pensamientos en Jesús, Camino, Verdad y Vida; que nuestro cuerpo sea iluminado por la Presencia de la Santísima Trinidad.      EN LA PRIMERA DECENA CONTEMPLAMOS LA VOZ DEL PADRE    Se oyó una voz que decía desde la nube: «Este es mi Hijo muy querido, en quien tengo puesta mi predilección: escúchenlo».  Lc 9,35   ORACIÓN Padre lleno de amor, tú que te manifestaste haciendo oir tu voz, haz que tus pastores escuchen siempre fielmente la voz de tu Hijo amado.    Padre Nuestro... Dios te salve María (x10) Gloria al Padre   JACULATORIA Que tu luz, Señor, nos haga ver la luz.      EN LA SEGUNDA DECENA CONTEMPLAMOS LA  PRESENCIA DEL ESPÍRITU SANTO   Pedro,...todavía estaba hablando, cuando una nube luminosa los cubrió con su sombra, y se oyó una voz desde la nube. Mt 17,5     ORACION Tú qué hiciste que del seno de las tinieblas brillara la luz y has hecho brillar nuestros corazones para que contemplaran tu gloria en el rostro de Cristo, haz que tu Iglesia viva atenta a la contemplación de las maravillas de tu Hijo amado.    Padre Nuestro... Dios te salve María (x10) Gloria al Padre   JACULATORIA Que tu luz, Señor,  nos haga ver la luz.      EN LA TERCERA DECENA CONTEMPLAMOS  LA  DIVINIDAD DE JESÚS   Allí se transfiguró en presencia de ellos: su rostro resplandecía como el sol y sus vestiduras se volvieron blancas como la luz.  Mt 17, 2   ORACION  Tú que nos has llamado, ilumina a todas las familias con el Evangelio, para que lleguen al conocimiento de la vida eterna.     Padre Nuestro... Dios te salve María (x10) Gloria al Padre   JACULATORIA Que tu luz, Señor, nos haga ver la luz.      EN EL CUARTO MISTERIO CONTEMPLAMOS  EL MISTERIO DE LA MUERTE Y RESURRECCIÓN   Los discípulos cayeron con el rostro en tierra, llenos de temor. Jesús se acercó a ellos y, tocándolos, les dijo: «Levántense, no tengan miedo». Cuando alzaron los ojos, no vieron a nadie más que a Jesús solo.  Mt 17, 6-8   ORACION Padre amantísimo, tú que has querido llamarnos hijos tuyos y que lo fuéramos en verdad, haz que, cuando Cristo se manifieste en su gloria, nosotros seamos semejantes a él.     Padre Nuestro... Dios te salve María (x10) Gloria al Padre   JACULATORIA Que tu luz, Señor, nos haga ver la luz.      EN LA QUINTA DECENA CONTEMPLAMOS LA PROMESA DE LA GLORIA FUTURA   Mientras bajaban del monte, Jesús les ordenó: «No hablen a nadie de esta visión, hasta que el Hijo del hombre resucite de entre los muertos». Mt 17, 9   ORACION Señor, tú que nos nutres de lo sabroso de tu casa y nos das a beber del torrente de tus delicias, haz que los jóvenes y niños sepan contemplar en la gloria de tu Hijo transfigurado nuestra futura condición gloriosa.    Padre Nuestro... Dios te salve María (x10) Gloria al Padre   JACULATORIA Que tu luz, Señor, nos haga ver la luz.        OREMOS POR LAS INTENCIONES DEL SANTO PADRE FRANCISCO   Padre Nuestro Ave María (X3) Gloria   Salve   LETANÍAS AL SANTÍSIMO NOMBRE DE JESÚS       Señor, ten piedad de nosotros                               Señor, ten piedad de nosotros Cristo, ten piedad de nosotros                              Cristo, ten piedad de nosotros Señor, ten piedad de nosotros                               Señor, ten piedad de nosotros Jesús, óyenos                                                     Jesús, óyenos Jesús,escúchanos                                               Jesús, escúchanos   Dios, Padre celestial,                                           ten piedad de nosotros Dios, Hijo Redentor del mundo,                             ten piedad de nosotros Dios, Espíritu Santo,                                                            “ Santísima Trinidad, un solo Dios,   Jesús, Hijo de Dios vivo, Jesús, esplendor del Padre, Jesús, pureza de la luz eterna, Jesús, rey de la gloria, Jesús, sol de justicia, Jesús, hijo de la Virgen María, Jesús, amable, Jesús, admirable, Jesús, Dios fuerte, Jesús, Padre del siglo futuro, Jesús, mensajero del plan divino, Jesús, todopoderoso, Jesús, pacientísimo, Jesús, obedientísimo, Jesús, manso y humilde de corazón, Jesús, amante de la castidad, Jesús, amador nuestro Jesús, Dios de paz Jesús, autor de la vida, Jesús, modelo de las virtudes, Jesús, celoso de la salvación de las almas, Jesús, nuestro refugio, Jesús, padre de los pobres, Jesús, tesoro de los fieles, Jesús, pastor bueno, Jesús, verdadera luz, Jesús, sabiduría eterna, Jesús, bondad infinita, Jesús, camino y vida nuestra, Jesús, alegría de los ángeles, Jesús, rey de los patriarcas, Jesús, maestro de los apóstoles, Jesús, doctor de los evangelistas, Jesús, fortaleza de los mártires, Jesús, luz de los confesores, Jesús, pureza de las vírgenes, Jesús, corona de todos los santos,   Senos propicio;      perdónanos, Jesús. Senos propicio;      perdónanos, Jesús. Senos propicio;      escúchanos, Jesús.   De todo mal,                                                   líbranos Jesús. De todo pecado,                                                   “ De tu ira,                                                              “ De las asechanzas del demonio, Del espíritu impuro, De la muerte eterna, Del menosprecio de tus inspiraciones, Por el misterio de tu santa encarnación, Por tu natividad, Por tu infancia, Por tu vida divina, Por tus trabajos, Por tu agonía y pasión, Por tu cruz y desamparo, Por tus sufrimientos, Por tu muerte y sepultura, Por tu resurrección, Por tu ascensión, Por tu institución de la santísima eucaristía, Por tus gozos, Por tu gloria,   Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo,   perdónanos, Jesús. Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo,   óyenos, Jesús. Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo,   ten piedad de nosotros.   Jesús, óyenos.           Jesús, óyenos. Jesús, escúchanos.    Jesús, escúchanos.     ORACIÓN FINAL   Dios nuestro, que en la Transfiguración gloriosa de tu Hijo unigénito fortaleciste nuestra fe con el testimonio de Moisés y Elías y nos dejaste entrever la gloria que nos espera como hijos tuyos, concédenos seguir el Evangelio de Cristo para compartir con Él la herencia de tu Reino. Por nuestro Señor Jesucristo.   Amén.